Dejar de fumar engorda

¿Dejar de fumar engorda?​

Saber si dejar de fumar engorda es una de las cosas que más preocupa a muchas personas que se plantean dejar de fumar.

Y es normal. Si dejar de fumar engorda, a nadie preocupado por su salud le parecería lógico ganar bienestar por un lado para perderlo por otro.

Como esto es de lo más frecuente, respondo a esta pregunta para ayudar a despejar las dudas.

De entrada te adelanto que no siempre dejar de fumar engorda.

Soy Gabriel Aúz, educador social especializado en conductas adictivas. 

Mi trabajo consiste en ayudar a personas fumadoras preocupadas por su salud y bienestar, y que no han conseguido todavía dejar de fumar, a recuperar su salud, autoestima y libertad; y liberarse al fin de la esclavitud del tabaco.

Mi objetivo es que dejes de fumar para siempre sin sufrir efectos secundarios como la ansiedad, engordar, el insomnio o la irritabilidad.

Gabriel Aúz
Gabriel Aúz

En el audio de 6 minutos y 50 segundos que recibirás gratis al suscribirte, descubrirás:

  • La razón por la que en realidad tú no tienes ningún problema con tu fuerza de voluntad (minuto 00:52).
  • Por qué es preferible que la fuerza de voluntad no tenga que intervenir si quieres dejar de fumar (minuto 01:39).
  • Las estrategias útiles y probadas que puedes poner en práctica hoy mismo para resistir la «tentación» de fumar (minuto 02:45).
  • El truco que han usado miles de personas para dejar de fumar… incluso sin saberlo (minuto 04:55).

¿Por qué algunas personas engordan al dejar de fumar?

Por diferentes razones. La principal es no seguir un método adecuado. 

Pero hay otras causas. Vamos con ellas:

  1. La nicotina tiene efecto saciante. Al prescindir de ella puedes tener más sensación de apetito y, por tanto, comer más.
  2. Si no sigues el método adecuado, puede aumentar tu ansiedad y puedes sentir el impulso de picotear algo para calmarla, que suele ser rico en azúcares e hidratos de carbono. En cierto modo, se busca una «recompensa» alternativa a la que te da la nicotina. Es decir, que consumes más calorías y de peor calidad.
  3. Tu organismo asimila mejor los nutrientes de la alimentación. Vamos, que comiendo lo mismo, lo vas a aprovechar mejor.
  4. Además, la nicotina acelera tu metabolismo, haciendo que quemes más grasas.

 

¿Qué puedes hacer para no engordar si dejas de fumar?

Lo principal sería seguir un método adecuado. Pero te dejo algunos consejos que pueden ser útiles:

  1. Bebe mucha agua o líquidos no excitantes y sin azúcares.
  2. Reduce la cantidad de azúcares e hidratos de carbono que comes.
  3. No picotees entre horas.
  4. Come fruta en lugar de picotear comida basura.
  5. Realiza algo de ejercicio físico.
  6. Utiliza estrategias para reducir la ansiedad.

¿Compensa dejar de fumar si se engorda?

La respuesta rápida es , sin dudarlo.

Pero entiendo que necesites argumentos:

Sí por la razón que sea, usas un método adecuado y engordas, aún así merece la pena por los siguientes motivos:

  1. El aumento de peso suele ser entre 3 y 5 kilos, pudiendo llegar a 8 si utilizas un mal método. Con un método adecuado, lo más habitual es que el peso se recupere durante el año siguiente a dejar de fumar.
  2. Fumar es la principal causa de muerte por motivos evitables en todo el mundo.
  3. El riesgo de sufrir un cáncer o una enfermedad cardíaca es mucho mayor por fumar que por tener algo de sobrepeso.

Si a pesar de todo esto, todavía te preocupa engordar al dejar de fumar, consulta a un profesional que te ayude a despejar tus dudas.